El poder de la fe

fe

El poder de la fe

Dios está vivo, y su poder es nuestra fuerza para salir adelante en medio de las dificultades, es el aliciente para levantarnos día a día, para seguir creyendo en que mañana siempre será mejor, que las circunstancias que nos afectan hoy son solamente pasajeras, pero que su amor es eterno e infinito. Este ejercicio de creer, y seguir creyendo, de abrazar cada uno de nuestros pensamientos y palabras con el poder de su diestra, de verle con los ojos cerrados, de escucharle en medio del ruido de nuestras vidas, este milagro se llama fe.

Recuerdo haber escuchado de fe muchas veces, en la voz de muchas personas. Recuerdo además haber dudado de ella por el mensajero, más no por el mensaje. En repetidos instantes sentí que mi fe era solamente mi impetuosa necesidad de justificar mis derrotas, mis debilidades, mis malas decisiones, escudándome en que todo era parte de un plan. Y en eso no estaba del todo equivocada. El problema no era que fuera todo parte de un plan, el engaño estaba en que yo, su protagonista, continuara derrotada, debilitada, y afectada por las mismas decisiones, recurrentemente, una y otra vez, sin argumentos, sin fuerza, sin el poder que me había sido dado a través de mi fe para cambiar la historia.

Sin embargo, después de muchas soledades, de muchas lágrimas,  de muchos silencios, descubrí que mi fe no eran aquellas palabras desgastadas por el uso, no eran aquellas frases que repetía desde que aprendí a hablar, no eran tantos y tantos rituales aprendidos, no eran tantos preceptos, prejuicios, costumbres, sino que mi fe era un ejercicio diario, un modo de vida, una forma de actuar, hablar, vivir, amar.

Fue hasta que conocí verdaderamente cuán enorme, inmerecido, infinito, e indescriptible es el amor de Dios, hasta que aprendí de nuevo a caminar pero esta vez de su mano, hasta que memoricé cada promesa viva pero esta vez directamente en su palabra, hasta que reconocí que su poder en mi es más fuerte que mis debilidades, que mis errores, que mis defectos, fue entonces cuando comencé ciertamente a vivir por fe.

Dios ha restaurado mi vida, mi ser, mi corazón, mi mundo. Él ha respondido a cada una de mis oraciones, no necesariamente con un “sí”, pero he aprendido que un “no” de Dios, es más perfecto que mi percepción de bienestar, éxito, y felicidad. Aunque los errores están en el menú de cada mañana, el amor, el perdón, y la esperanza que provienen de Dios, me reconfortan, y me ayudan a aceptarme, perdonarme, y reinventarme. Ese es el poder de mi fe.

Hoy que muchos celebramos la resurrección de Jesús, los invito realmente a que bajemos al Señor de la cruz. Que así como Él venció a la muerte, resucitó, y está vivo, de la misma manera hagamos resucitar nuestros sueños, nuestros valores, nuestros anhelos, nuestros sentimientos. Muchos nos han herido así como hirieron a Jesús, nos han traicionado así como traicionaron a Jesús. Cada golpe ha dejado en nuestro corazón muchas cicatrices, pero cada una de ellas más allá de traernos a la mente el dolor que sentimos, debe recordarnos que el amor de Dios la cerró, su poder nos sanó, y su fe nos salvó.

En cada uno de nosotros se encierra un poder incalculable, ilimitado, inmensurable, un regalo inmerecido fruto de la gracia y el amor de un Padre hacía sus hijos. En nuestros huesos, nuestros sentidos, en lo más profundo de nuestra alma, en cada parte de nuestro ser está la fe, la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. “Esperánzate”, el presente comienza hoy.

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. (Hebreos 11)

1 comentario en “El poder de la fe

  1. Muy interesante esta Reflexión de Fe,que no ayuda a creer Dios

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close